Get Adobe Flash player
Portal Avant de los carlistas del Reino de Valencia Círculos carlistas Círculo carlista Aparisi y Guijarro Celebración del día de los mártires de la Tradición

Celebración del día de los mártires de la Tradición

Círculos - Círculo carlista Aparisi y Guijarro

 

Cumpliendo el mandato de SMC D. Carlos VII, los carlistas de Reino de Valencia hemos rendido homenaje a los caídos por Dios, por la Patria y por el Rey legítimo en la celebración de la fiesta de los mártires de la Tradición.

 

 


Comenzó la larga jornada a las 10:30 de esta soleada mañana de domingo en el Cementerio General de Valencia, donde una representación de todos los círculos carlistas valencianos depositó un ramo de claveles rojos y margaritas amarillas en la lápida que cubre los restos mortales de los valientes requetés del tercio Virgen de los Desamparados, asesinados vilmente en julio de 1936, mientras defendían el cuartel de caballería de la ciudad de Valencia de las hordas marxistas, en espera del triunfo del Alzamiento que había de salvar a España. Triunfo que se demoró 3 años, llegando demasiado tarde para salvar los cuerpos de los valientes carlistas, pero a tiempo de rendirles un merecido homenaje, al lograr salvaguardar todo aquello por lo que lucharon nuestros bravos predecesores, por lo cual su sangre no fue derramada en vano.


Una plegaria en labios de los carlistas de hoy en día fue el homenaje a los requetés caídos, la mayoría de ellos jóvenes estudiantes, aunque también artesanos, industriales, oficiales, agricultores y todo tipo de profesiones, provenientes de todas las clases sociales, pues jamás el carlismo practicó el clasismo, sino que siempre acogió con amorosos brazos a aquellos que todo lo dieron, hasta su vida, por defender a Dios, a España y al Rey, sin hacer miramientos de apellidos ni orígenes.

 


Tras concluir las oraciones hemos dejado los carlistas nuestro recuerdo a aquellos que nos precedieron. Desde estas líneas rogamos a todos nuestros lectores una plegaria por el eterno descanso de los mártires de la Tradición, en la esperanza que Dios guarde su alma para la vida eterna. En nuestra memoria y nuestros corazones vivirán por siempre. Requiescant in pace.


A las 12:00 ha dado comienzo el acto central de la fiesta: la Santa Misa por el alma de todos los mártires de la Tradición, celebrada en la iglesia parroquial de Santo Tomás Apóstol y San Felipe Neri, sita en la plaza de San Vicente Ferrer, popularmente conocida como la plaza de los patos, en pleno centro de la ciudad, templo que habitualmente acoge los actos sacros del Círculo Aparisi y Guijarro.


En un ambiente de recogimiento y austeridad se han dado cita numerosos carlistas para rezar por sus muertos. Una sencilla boina roja al pie de la cruz de plata junto al altar ha dado noticia del motivo de la celebración, como un sobrio símbolo de la entrega de los carlistas a lo largo de 170 años de historia a Dios, hasta el punto de dar su vida en admirable martirio.


Ha oficiado la eucaristía el Rvdo padre D. Francisco Suárez, consiliario del Círculo cultural Aparisi y Guijarro, con su habitual devoción y sapiencia.

 



En la homilía, que ha versado alrededor del significado de las resurrecciones descritas en los Evangelios, el p. Suárez ha efectuado una brillante exégesis del significado de la Resurrección de Lázaro para el católico. Dedicando un emocionado recuerdo a todos aquellos que dieron su vida por Dios, sufriendo indecibles martirios y muriendo con un grito por el Reinado de Cristo en los labios, nos ha alentado a seguir su ejemplo. Como no podía ser menos las alusiones a las ofensas a Dios en la sociedad actual y la necesidad de defender su Santo Nombre han sido inevitables.


El rvdo p. Suárez ha encarecido a los carlistas a volver a ser los custodios de Cristo en nuestra vida diaria, luchando por los mártires de hoy en día: tantos miles de niños asesinados en el vientre de sus madres o convertidos en objeto de experimentación cuando apenas comienzan a dar sus primeros pasos a la vida, amparados por los poderes supuestamente democráticos que nos gobiernan, incluidos los detentadores del Trono de San Fernando.


Concluidos los oficios religiosos los carlistas nos hemos trasladado a Llíria, la capital de la comarca del Camp del Turia, distante de la capital unos 25 kilómetros, donde el Círculo Cultural Católico San Miguel ha cedido generosamente su local para la celebración de la comida de hermandad, dadas las condiciones en que se halla el local del Círculo Aparisi y Guijarro.


Sin duda ha sido la comida el acto más popular de toda la celebración. En Llíria se han dado cita varias decenas de simpatizantes carlistas, provenientes de Benicarló, Castelló, Nules, Ribarroja, Xàtiva, Gandía, Oliva, Aldaya... además de los anfitriones de Líria y de la propia ciudad de Valencia.

A las 14:30 se ha despachado una suculenta paella de pollo y conejo, alabada sin reservas por todos los presentes, en un fraternal ambiente como corresponde a toda reunión de correligionarios, en las que siempre se siente un carlista como en familia.

 



Tras los postres, café y vinos espumosos (catalanes y valencianos, no se debe hacer política con el vino), y sin puro por haber dejado algunos de nuestros más conspicuos tradicionalistas el aromático vicio recientemente, d. José Miguel Orts, secretario de la Junta Regional de la Comunión Tradicionalista Carlista del Reino de Valencia ha dirigido unas emotivas palabras, recordando a aquellos en honor de cuya memoria se realizaban los actos del día. El secretario ha comparado el homenaje de los carlistas a los insulsos "minutos de silencio" de nuestra sociedad vacía de valores. Los carlistas llenamos nuestros minutos de oraciones, y nunca tendremos bosques de ausentes, pues tenemos a los nuestros bien presentes. Sin odio ni rencor, sino con perdón y orgullo. Sus últimas palabras han sido interrumpidas por sonoros aplausos y la comida ha concluido con vivas a Cristo, a la Patria y al rey legítimo.


Para los más adictos a la política ha habido posteriormente una tertulia en los locales del círculo cuyas intervenciones han girado en torno a la campaña laicista que sufre España, su conexión con la masonería y el papel que el carlismo ha de jugar en la actual situación.


Con esto ha concluido la celebración que los carlistas valencianos hemos querido rendir a los mártires de la Tradición

 

 
Visitantes de Avant!
Tenemos 28 invitados conectado(s)