Get Adobe Flash player
Portal Avant de los carlistas del Reino de Valencia Círculos carlistas Círculo carlista Aparisi y Guijarro Celebración del 50 aniversario del círculo

Celebración del 50 aniversario del círculo

Círculos - Círculo carlista Aparisi y Guijarro

 

Aunque la inauguración del Círculo Aparisi y Guijarro de Valencia tuvo lugar el 23 de mayo de 1959, las “bodas de oro” se conmemoraron el sábado 7 de noviembre, por decisión de la directiva de la entidad. Tal como previamente se había anunciado, los actos tuvieron dos polos: el religioso, con una misa en la iglesia de la Compañía, y el social, con una cena en la Casa de los Obreros de San Vicente Ferrer. El primero alcanzó una especial relevancia, sobre todo, por la auténtica lección magistral que constituyó la homilía del jesuita P.Vicente María Blanco, la concurrencia de los socios y amigos del Círculo con sus familias y la ilustración musical de órgano y coro.

 

El P. Blanco, sólo dos días antes, había celebrado sus 50 años de vida sacerdotal y lógicamente relacionó las dos efemérides, apuntando la circunstancia de de que sus padres militaban en la Comunión Tradicionalista, y esas lealtades inspiradas por su fe católica determinaron el martirio de su progenitor en 1a retaguardia republicana y la forzosa huida del resto de la familia a Córdoba, donde sintió la llamada de Dios al sacerdocio en la Compañía de Jesús. De ahí su reflexión sobre el arraigo del cristiano en su marco social y su consecuente toma de postura ante los problemas que le rodean. Y precisamente el ideario carlista, basado en los valores de Dios, la Patria, los Fueros y el Rey legítimo, es plenamente coherente con el compromiso dimanante de la fe. Desde una perspectiva teológica el celebrante argumentó la necesidad de que la vida de los pueblos se conforme con la voluntad de Dios, como garantía de justicia y libertad de los hombres. Igualmente trató del amor a la Patria, como proyección del mandamiento divino referente a la familia, y del sentido de la Tradición como herencia acumulativa transgeneracional. La esencia del foralismo está en el reconocimiento de la diversidad y complementariedad de los componentes de la sociedad. Y el sentido de la legitimidad en la ordenación política va más allá de la legalidad formal y marca límites y sentido a la soberanía.

 

El encuentro de grupos familiares ligados a las sucesivas generaciones de socios del Círculo Aparisi y Guijarro dio un tono especialmente entrañable a la eucaristía: junto a la Presidenta de la Comunión Tradicionalista Carlista, María Cuervo-Arango, el Secretario de Acción Política de esta formación, Domingo Fal-Conde y el miembro de la Junta de Gobierno Enrique Izquierdo, estuvieron representadas las sagas señeras del carlismo valenciano: los Puchades, Ferrando, Alamar, Beunza, Chuliá, Mas, Blasco, Comes, Monzonís, Ulpiano, Sánchez Benet, Langa, José Luis Cruz y Señora, hijos de la Marquesa de Villores, los Condes de Santa Eugenia, descendientes de la familia Aparisi y Guijarro, directivos del Círculo San Miguel de Liria, de la Academia de la Lengua Balear, del Grup d’Acció Valencianista…

 

El majestuoso órgano de la Compañía acompañó al coro “Amics Cantors”, dirigido por Juan González Noguera, titular de la Coral Vicentina de Hermandades del Trabajo, en piezas de Haendel, Mozart, Schubert, Deis y Bach, terminando con la emotiva interpretación del Himno de la Coronación de la Virgen de los Desamparados de Juan y Romeu, bajo la enérgica batuta de de Jesús Blasco, del Coro de San Bartolomé de Godella.

 

La cena fue servida por la Escuela de Hostelería de la Casa de los Obreros, dirigida por

María Roca, con el cariño y la dedicación que les caracteriza. A los postres hicieron uso de la palabra Jesús José Blasco, Secretario del Círculo, José Miguel Orts, presidente de la CTC del Reino de Valencia, María Cuervo-Arango, presidenta de la Junta de Gobierno de la CTC y Rubén de Cardeñosa, presidente del C.C. Aparisi y Guijarro. El primero dio lectura al acta que contenía el acuerdo corporativo de celebración del cincuentenario y expuso un resumen de la historia de la entidad y su influjo social. José Miguel Orts centró su discurso en la significación política de los socios del Círculo en la vida interna del carlismo, en sus distintas etapas, enmarcándola en el contexto histórico español. María Cuervo-Arango felicitó al Círculo por su medio siglo de existencia, agradeció su labor y animó a sus socios y amigos a seguir aportando su esfuerzo a la empresa política que abandera la Comunión Tradionalista Carlista. Finalmente Rubén de Cardeñosa clausuró el acto. Los himnos regional valenciano y nacional subrayaron la despedida de una jornada de recuerdo y para recordar.

 

Al día siguiente, domingo, 8 de noviembre, el arzobispo de Valencia, Dr, Carlos Osoro Sierra, recibió en audiencia durante más de una hora a una comisión del Círculo Aparisi y Guijarro y de la CTC, presidida por María Cuervo-Arango y Rubén de Cardeñosa. Esta segunda jornada se redondeó con una comida en una alquería de la huerta propiedad de Jesús Ferrando Valls.

 

 

 

 

Discurso de don Jesús Blasco, secretario del círculo cultural Aparisi y Guijarro:

 

En primer lugar es nuestra obligación, como no podía ser de otra manera el tener un emocionado recuerdo para LOS SOCIOS FUNDADORES. Recordamos a don Federico Ferrando Tena, a don Vicente Puchades Tarazona, a don Marcelino Alamar y a don Rafael Ferrando Sales, quienes hicieron posible hace 50 años, que el carlismo valenciano pudiera disfrutar de su primer Círculo en el número 7 de la c/ Almirante de Valencia.


También un emocionado recuerdo para los presidentes ya fallecidos, don Enrique Martí Guimerá, don Daniel Beunza Saez, don Enrique Selva Salvador (Marqués de Villores), don José María Blasco Fonfría, don Eduardo Chuliá Vicent y don José Mas García, carlistas entrañables y queridísimos que nos marcaron el camino del recto deber, sin ceder ni un ápice al desaliento y sin postrar jamás nuestras banderas, ante nada ni ante nadie.


Saludar y agradecer la asistencia de sus familias, que hoy nos honran con su presencia.

Asimismo nuestro agradecimiento  a los presidentes que felizmente están entre nosotros, don Carlos Aparisi y Guijarro de Luzón (Conde de Santaeugenia), don Pascual Martín Villalva, don Luis Pérez Domingo y nuestro actual presidente don Rubén Cardeñosa y Serrano.


Saludamos y agradecemos su presencia en este acto, a la Presidenta Nacional de la CTC  Excma, Sra. doña María Cuervo Arango, así como a los miembros de la Junta de Gobierno, don Domingo Falconde y don Enrique Izquierdo, gracias por acompañarnos.


Dar las gracias por su asistencia a la Academia Balea de Sa Llengo representada por su Vicepresidente don MIKEL GARAU ROSELLO, con quienes nos sentimos hermanados en la defensa de la personalidad de los pueblos Baleares, contra las ingerencias catalanistas.

Agradecer la presencia del Grup D’Acció Valencianista, con quienes nos unen estrechos lazos de amistad.


Saludamos también al Círculo San Miguel de Lliria en la persona de su presidente don Miguel Vergara, Círculo hermano en la defensa de ideales y principios comunes.


Dar las gracias a todas aquellas personalidades y entidades que han mandado su adhesión a este acto, al no poder estar hoy con nosotros. Por no alargarnos demasiado, entre otras  la Soberana Orden de Malta, el presidente de la Coordinadora de Entidades Culturales del Reino de Valencia en Joan Romero, Presidencia del Consell, el Excmo Sr. Presidente de la Diputación y el  Excmo. y Revdmo. Arzobispo de Valencia don Carlos Osorio Sierra, quien además, ha confirmado a esta Junta del Círculo Aparisi y Guijarro su deseo de recibirnos en audiencia, mañana Domingo,  en Palacio.

Por último agradecer a todos los que han colaborado en la preparación y realización de los actos de este entrañable aniversario. Especialmente a los miembros del coro, que nos han deleitado con sus voces durante la Santa Misa que acabamos de escuchar.


El haber escogido la Casa de los Obreros para celebrar nuestra cena de hermandad, se debe a la historia que nos une a la misma.


Esta Casa fue construida a principios del siglo pasado por un socio fundador de nuestro Círculo, don Federico Ferrando Tena cuya hija, doña Trinidad Ferrando Sales, es hoy nuestra presidenta de Honor y que nos honra con su presencia.

Esta misma casa durante muchos años fue refugio de nuestros correligionarios carlistas, especialmente durante los años 30 y posteriormente ya en los años 40 cuando se suprimieron por el régimen, los Círculos Tradicionalistas.


En este teatro se dieron grandes mítines de importantes oradores tradicionalistas de la época como Lamamié de Clairac ó María Rosa Urraca Pastor entre otros.

Nuestro Circulo Aparisi y Guijarro tiene una larga y densa historia, difícil de resumir en pocas palabras, pero siempre centró sus esfuerzos, en la defensa de cuatro puntos fundamentales:

  • La defensa de la concepción Católica de la vida.
  • La defensa de la personalidad, lengua y cultura del Reino de Valencia dentro de las Españas.
  • La recuperación del sentimiento Foral.
  • Y la defensa de la Monarquía Legítima.

- En cuanto a la defensa de la concepción Católica de la vida, nuestro Círculo ha participado en la divulgación de su pensamiento mediante círculos de estudio, manifiestos y campañas de defensa de los valores cristianos.

- Por inspiración de mosén Vicente Castell y Mahiques, canónigo de la Catedral de Valencia, historiador y amigo fiel de los carlistas valencianos, iniciamos las gestiones pertinentes para la recuperación del Monasterio de la Roqueta, ante el entonces alcalde de Valencia don Miguel Ramón Izquierdo, evitando con ello su derribo y desaparición.

- Nuestro Circulo participó activamente en la campaña en defensa del mantenimiento de la festividad de la Inmaculada Concepción el 8 de Diciembre de cada año.

- Realizamos concentraciones y manifestaciones en defensa de la familia.

- Asistimos a la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús.

- Difundimos y participamos activamente en los actos de Beatificación en Roma de los Beatos españoles.

- Hoy tenemos el honor de contar entre nosotros con la presencia de la hija del beato don Rafael Alonso Gutierrez, doña Dolores Alonso.

- En la defensa de la personalidad histórica del Reino de Valencia,  nuestro Circulo de la calle Almirante, fue testigo del nacimiento de lo que posteriormente sería la Coordinadora de Entidades Culturales del Reino de Valencia cuyo primer presidente fue don Eduardo Chulia Vicent, a la sazón  presidente del Círculo Aparisi y Guijarro, y cuya primera gran aparación pública fue al gran acto de la Plaza de Toros de Valencia en defensa de la personalidad valenciana.

- También ha estado presente a través de manifiestos y alegatos públicos en defensa del AGUA, habiendo participado en cuantas concentraciones han tenido lugar.

- Nuestro Círculo fue y continúa siendo, tribuna libre, siempre en conexión con los problemas de nuestra sociedad y con los mismos ideales y las mismas lealtades que siempre defendió su titular.

Por el mismo, han desfilado destacados conferenciantes, tanto del Reino de Valencia, como del resto de España.

- Nuestra entidad tuvo la satisfacción de ser refugio de diversas entidades, entre ellas del Grup D´accio Valencianista, quienes hoy nos honran con su presencia            y a quienes reiteramos nuestro más fraternal reconocimiento por el gesto que en su día tuvieron, de regalarnos una nueva SENYERA, en reparación de la que prendía del balcón de nuestro Círculo de la calle Almirante, que fue quemada por los sectarios de ayer y de hoy.

- El Circulo Aparisi y Guijarro, también rechazó públicamente la creación de la Academia de la Lengua Valenciana.

- En la recuperación del sentimiento Foral,  se realizaron las Segundas Jornadas Forales, con participación de destacadas personalidades tanto de la lengua y cultura valencianas como de personalidades a nivel nacional.

- Podemos citar entre otros a valencianos de la talla de don Miguel Adlert, mossen Jose Albiñana i Vallés miembro de la Real Academia de Cultura Valenciana y Canónigo que fué de la Catedral de Valencia, José Boronat y Gisbert miembro del Consejo Valenciano de Cultura, mossen Lluis Alcon i Edo valedor del uso litúrgico del valenciano y mossen  José Guinot, canónigo de Segorbe – Castellón.

- Y entre los que intervinieron en  aquellas segundas Jornadas Forales, eminentes personalidades de la cultura nacional, como el conde Vladimiro Lamsdorf profesor de la Universidad de Barcelona, don Gustavo Villapalos, catedrático de la Universidad Complutense, Fernández Escalante catedrático de la Universidad de Leon, Sardina Páramo catedrático de la Universidad de Santiago y como alma de aquellas entrañables Jornadas Forales nuestro querido y recordado profesor don Francisco Elias de Tejada y Espínola, licenciado en Derecho por las Universidades de Madrid, Oxford y Berlín y Catedrático de filosofía del derecho por las universidades de Salamanca, Sevilla y Madrid.

- Destacar también por su defensa de la personalidad valenciana a dos eminentes periodistas Obdulio Jovani de la redacción valenciana de ABC y a nuestro querido amigo y correligionario Baltasar Bueno Tárraga relacionado con el carlismo desde sus tiempos en la Agrupación de Estudiantes Tradicionalistas  A.E.T.

- Y siendo consecuentes con nuestros Ideales nuestro Circulo Aparisi y Guijarro siempre se mantuvo y se mantiene fiel a la Dinastía Legítima, así como a los principios que ésta representa, cuyo ejemplo a través de la historia, siempre nos ha impulsado a la firme defensa de los mismos.

Así pues, los que por nuestra edad, vimos nacer al Círculo Aparisi y Guijarro en los locales de la calle Almirante número 7, de Valencia, sabemos bien de su fuerza, de su ímpetu, de sus profundos ideales defendidos a través de los tiempos contra viento y marea, de sus ilusiones y de sus esperanzas.


El Círculo Aparisi y Guijarro siempre ha estado en primera línea de la acción cultural y política, tanto regional, como nacional y en consecuencia debe seguir cumpliendo su cometido como defensor a ultranza de la personalidad de nuestro Reino de Valencia y de la Unidad Católica de las Españas, si dejásemos de defender estos principios, estaríamos negando nuestras propias raíces, estaríamos negando nuestra propia razón de ser y desapareceríamos de la faz de la tierra, convirtiéndonos en simples piedras de la historia, víctimas de las marginaciones centralistas y de los imperialismos nacionalistas, obsoletos y trasnochados, que están rompiendo nuestra Patria en mil pedazos, con la solapada permisividad de social-marxistas y liberales.


El tiempo y la historia están por encima de las personas y no hay nada ni nadie, que nos pueda impedir seguir trabajando en el tiempo y para la historia, como hicieron quienes nos precedieron.

Nuestro Círculo no vive, ni ha vivido nunca de espaldas a los problemas reales que sufre nuestra sociedad,  sino realizando lo que está a su alcance, siendo lugar de encuentro, tribuna libre e intendencia moral. Por eso la celebración de su 50 Aniversario, es una celebración abierta al entorno, a las personas e instituciones con las que hay coincidencias en los valores defendidos, que para hacerlos más universales se han concretado en la defensa de la vida, frente a los propugnadores de la cultura de la muerte y del egoismo, así como en la salvaguarda de la personalidad del Reino de Valencia, de sus señas de identidad diferenciales, al igual que respetamos las del resto de las Españas.


Que la nueva etapa que hoy iniciamos, sea tan fecunda e intensa, como la de estos últimos 50 años. Por ello convocamos a nuestros socios y amigos a trabajar codo con codo, sin desmayo y apartando personalismos que a nada conducen, hasta conseguir el Reino de Valencia y la España que todos deseamos.


Recordando las palabras de Carlos VII en su testamento político, de quien este año conmemoramos el Centenario de su muerte, dice así ,

“Las ingratitudes no nos han desalentado. Obreros de lo porvenir, trabajamos para la historia, no para el medro personal de nadie. Poco nos importan los desdenes de la hora presente, si el grano de arena que cada uno lleva para la obra común, puede convertirse mañana en base monolítica para la grandeza de la Patria.”


El Círculo Aparisi y Guijarro siempre será vuestra casa y en ella os esperamos.


Muchas gracias. Moltes Gracies.



Discurso de dona María Cuervo-Arango, presidente de la Junta de Gobierno de la CTC:


Ilmo. Sr. Presidente y Junta de Gobierno del Círculo Cultural Aparisi y Guijarro, socios, correligionarios y amigos:

Enhorabuena por haber cumplido medio siglo de servicio a Dios, a España y al Reino de Valencia. Por ser dignos continuadores de los fundadores de este Círculo cuya intención era influir en la sociedad con los valores del tradicionalismo político español.

Gracias en nombre de la Comunión Tradicionalista Carlista a vosotros que hoy, con vuestro esfuerzo y entrega hacéis posible que el Círculo Aparisi y Guijarro siga siendo la sede en Valencia de la CTC. Recuerdo, admiración y gratitud a la memoria de carlistas y amigos que hicieron de esta entidad un referente para la sociedad valenciana y para la familia carlista en España.

Si nos sorprende el mérito de aquellos que hicieron del Círculo la segunda entidad en Valencia por el número de socios, no menos hay que valorar la constancia, el aguante y el sentido de esperanza de las generaciones que tuvieron que sufrir las etapas de crisis y amarguras, yendo contra corriente en un mundo en que la RAZÓN parece tenerla quien alcanza el poder, y la VERDAD depende de los votos que se tengan.


La Causa Carlista no estaría completa en estos últimos años sin vuestro Círculo pues habéis dado al Carlismo un empuje y un estilo característicos. Todos vosotros merecéis el cariño y el reconocimiento de la Junta de Gobierno. Pero estos cincuenta años son sólo los primeros. Y la vida sigue. Y los carlistas tenemos que estar siempre mirando al futuro. Por eso, como Presidenta, sigo necesitando vuestra colaboración, vuestro esfuerzo y vuestro aliento para defender los valores que los enemigos de Dios y de España quieren destruir desde los tribunales, los medios de comunicación y los centros de poder, para erradicar a Cristo de la historia y de las almas. También os necesito para luchar contra quienes programan la desintegración de España enfrentando unas regiones con otras y unas lenguas con otras.

Nos preocupa la crisis económica. Como a los primeros. Pero no sólo de pan vive el hombre. Y nos quitan el pan y la palabra de Dios. No lo podemos tolerar. Ni por el honor de Dios ni por las necesidades elementales de sus hijos.

No estamos solos. El problema no es sólo nuestro. Pero con nuestros pocos recursos, tenemos el deber de ser levadura de la masa. Debemos luchar y prepararnos para merecer que Dios nos mande un Rey Legítimo. Nuestro papel lo hemos de hacer nosotros y de nuestro esfuerzo se nos pedirá cuenta.


Por ello os animo a proseguir el camino emprendido hace 50 años y a renovar fuerzas y modos de actuar. En ello nos va algo más que la vida y lo ponemos en manos de la Virgen de los Desamparados.


Muchas gracias. Buenas noches. Y que Dios os bendiga.

 
Visitantes de Avant!
Tenemos 17 invitados conectado(s)