Get Adobe Flash player
Portal Avant de los carlistas del Reino de Valencia Círculos carlistas Círculo carlista Aparisi y Guijarro Conferencia "el embrión: un ser humano en peligro" por Justo Aznar

Conferencia "el embrión: un ser humano en peligro" por Justo Aznar

Círculos - Círculo carlista Aparisi y Guijarro

Esta tarde a las 19:00 horas, el doctor don Justo Aznar, ex-cátedro y jefe de servicio del Hospital La Fe, uno de los mayores y más brillantes científicos del campo de la bioética, ha pronunciado una conferencia en el edificio de la Llotjeta de la CAM, sito en la plaza del Mercado de Valencia. Como estaba anunciado, el tema ha sido "el embrión: un ser humano en peligro", y en el transcurso de la charla, organizada por nuestro círculo, el profesor Aznar ha realizado un interesantísimo y profundo resumen de la Ley humana de reproducción asistida del 26 de enero de 2006, y sus implicaciones bioéticas. Ha presentado el acto don Rubén Cardeñosa, presidente del círculo, y don Justo Aznar, tras incidir en la importancia numérica de los seres humanos asesinados en el mundo en fase de embrión (aunque, como ha señalado, uno sólo sería suficiente), ha hecho un primer repaso histórico a la legislación sobre experimentación con embriones en nuestro país.

 

De la mano de su pedagógica explicación, el ponente nos ha ido desgranando las terribles consecuencias éticas e inmorales de las puertas abiertas a la experimentación con la nueva ley: clonación de seres humanos para experimentar con ellos (creando personas con el fin de destruirlas para utilizarlas como material biológico), selección de embriones en la fecundación in vitro para matar a los enfermos, en lo que cínicamente se llama "diagnóstico pre-implantacional" y que no es otra cosa que la eugenesia ya practicada por espartanos y nazis, creación de bebés-medicamento por medio de la clonación, seres humanos fabricados para ser usados como fuente de terapéutica, en vez del nacer del amor de los cónyuges, la libre comercialización de los embriones, sintomáticamente llamados sobrantes de las técnicas de fecundación in vitro, nefastamente creados con la ley de 1986 y mantenidos en la actual, y el remate más escandaloso, el de la autorización de crear embriones híbridos humanos y animales para experimentar con ellos. Todo ello aderezado y dirigido por una dialéctica del utilitarismo humano, el desprecio al derecho a la vida de la persona (sobre todo si están enfermas) en función de un supuesto fin superior, y la implicación ideológica totalitaria y crematística que se esconde detrás. Sobre todos estos peligros ya alertaba la Junta regional en su comunicado del 16 de febrero de 2006.

Con datos en la mano, el doctor Aznar ha demostrado que las técnicas de investigación con células madre que no implican destrucción de embriones, además, y sobre todo, de ser moralmente correctas, son científicamente mucho más viables. Por ejemplo, de 702 protocolos inscritos en el registro mundial  de investigación con células madre que han entrado en fase de experimentación en humanos (o sea, con resultados prácticos positivos) TODOS ELLOS lo son con células madre adultas, y ninguno con células madre embrionarias. También ha ponderado como positiva la creación de un banco público de células sanguíneas de cordón umbilical, que permitirían avanzar hacia el tratamiento regenerativo universal en nuestro país sin necesidad de matar personas en fase de embrión. Por último, ha desenmascarado la demagogia que existe detrás de afirmaciones tantas veces repetidas como que impedir la experimentación con embriones humanos condena a muchos enfermos crónicos a la muerte, o la falta absoluta de base científica del término "preembrión", creado para justificar el asesinato de personas en fase de embrión no implantado, que es empleado en 22 ocasiones en los 25 folios de la Ley española de 2006, y en cambio, en 15000 artículos científicos publicados en el mundo sobre embriología en los últimos 10 años, sólo aparece citado en el título de 7 de ellos.

Tras la conferencia se ha abierto un turno de preguntas y un animado debate entre el conferenciante y los asistentes, concluyendo la charla con un encendido aplauso y un obsequio del círculo al ponente, al cual desde estas líneas queremos agradecer su deferencia con nosotros y felicitar por ser uno de los más admirables defensores de la vida que nuestra patria y nuestra fe han dado al mundo contemporáneo.

 

 
Visitantes de Avant!
Tenemos 45 invitados conectado(s)