Get Adobe Flash player
Portal Avant de los carlistas del Reino de Valencia Círculos carlistas Círculo carlista san Miguel Celebración de la festividad de la Inmaculada Concepción de María, patrona del requeté y la juventud carlista

Celebración de la festividad de la Inmaculada Concepción de María, patrona del requeté y la juventud carlista

Círculos - Círculo carlista san Miguel

Los círculos carlistas valencianos han celebrado, como cada año, la festividad de la Inmaculada Concepción de María, patrona de la juventud carlista y del requeté.

 

Siguiendo la tradición, la jornada ha comenzado con la celebración de la Santa Misa, a cargo del consiliario del Círculo cultural Aparisi y Guijarro, reverendo don Francisco Suárez, en la parroquia de santo Tomás y san Felipe Neri.

 

En su homilía, y tras dar la bienvenida a los carlistas del Reino de Valencia, don Francisco ha realizado una glosa sobre el dogma de la Inmaculada Concepción que, en este año, ha sido particularmente teológica y docente. Ha explicado cómo el dogma de María concebida sin pecado original se basa en la frase que san Gabriel le dirige, antes incluso de su divina maternidad, cuando le llama "llena de Gracia". Plena, pues, de la Gracia de Dios desde antes de nacer, para ser digno vaso que contendrá al redentor del mundo. También ha comparado a María con Eva. Esta, también concebida inmaculada, por prestar oído a un ángel caído, desobedeció a Dios e instauró el pecado original en si misma y en su descendencia. María, concebida sin pecado original, prestó oídos al ángel de Dios y se sometió a su voluntad, disponiéndose como la esclava a los designios de su Señor. Gracias a su fe, se redimió la Humanidad del yerro de Eva. Es por ello, ha concluido, que numerosos papas y sínodos han afirmado la verdad de que María, además de mediadora maternal de todas las Gracias, es corredentora de salvación junto a su Hijo. No porque este necesite ayuda alguna para salvar a la Humanidad, sino por su propia naturaleza de portadora en su seno del Salvador. Como ejemplo viviente, y especialmente para la juventud, María Inmaculada es uno de los principales auxilios del cristiano para no caer en pecado. El celebrante aclaró la génesis histórica del dogma concepcionista y lo relacionó con otras corrientes teológicas actuales.


Tras la Santa Misa varias decenas de carlistas nos hemos trasladado a los locales del círculo católico carlista San Miguel de Líria, donde ha tenido lugar la comida de confraternización, presidida por don Francisco. Al término de la cual han tenido lugar la tertulia, moderada por don José Monzonís. El secretario del Círculo San Miguel, José Romero, intervino para proponer la celebración de una asamblea regional de la CTC en febrero. El Presidente del Círculo Aparisi y Guijarro, Rubén de Cardeñosa, aportó su experiencia personal sobre la lucha contra el terrorismo de ETA, que ningún gobierno ha acometido defitiva y eficazmente. El Vicepresidente de la misma entidad, Pascual Martín-Villalba, también relató sus vivencias sobre la reciente historia del carlismo. José Monzonís propuso el estudio de un proyecto de iniciativa popular de ley de las señas de identidad del pueblo valenciano. El representante del Círculo Cultural Marqués de Villores, de Albacete, Víctor J. Ibáñez, dio a concocer sus interesantes opiniones sobre la actualidad carlista.


Para terminar, destacamos el discurso institucional de don José Miguel Orts, presidente regional de la Comunión Tradicionalista Carlista, que se ha dirigido a los presentes con las siguientes palabras, que hacemos nuestras.


"En el día de la Inmaculada concepción de María, Patrona de España y de la Juventud Carlista, encomendamos a Dios, por medio de su Madre, las almas de Raúl Centeno y Fernando Trapero, los dos jóvenes guardias civiles recientemente asesinados por ETA, condenamos el cobarde y brutal atentado y nos unimos al dolor de sus familias y al hambre y sed de justicia del pueblo español decente (aquí no se trata de la unidad de los demócratas en torno a un papel).


En segundo lugar, manifestamos nuestra disponibilidad a aceptar, siguiendo el ejemplo de María Santísima, la misión histórica encomendad al carlismo para la salvación de España, aunque ello nos complique la vida y nos haga navegar contra corriente de modas,  pensamientos únicos y correcciones políticas.


Pedimos a la Virgen fe, fortaleza y esperanza para cumplir nuestro compromiso. Y sobre todo amor como el de Ella, para que no sea el odio el que mueva nuestros corazones, sino la caridad, que en definitiva es el otro nombre de Dios.


Felicidades a España por la fiesta grande de su Patrona, desparecida en parte de nuestra geografía, para nuestra vergüenza.


Hacemos nuestra la alegría que este día genera en nuestros jóvenes, que han abrazado la Causa más justa, más noble y más bella: la de seguir luchando, como nuestros padres, por Dios, la Patria, las Libertades y el Rey, ese Rey legítimo que, si Dios quiere y pese a quien pese vendrá a la Corte de Madrid.


¡Viva Cristo Rey!

¡Viva España!

¡Viva el Rey legítimo!"


En resumen, una jornada fructífera y amena para el carlismo valenciano.

 

 

 
Visitantes de Avant!
Tenemos 37 invitados conectado(s)