Get Adobe Flash player
Portal Avant de los carlistas del Reino de Valencia Círculos carlistas Círculo carlista Aparisi y Guijarro Conferencia "la batalla de las Navas de Tolosa"

Conferencia "la batalla de las Navas de Tolosa"

Círculos - Círculo carlista Aparisi y Guijarro

El pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla. El 18 de febrero ha tenido lugar en los locales del Círculo cultural Aparisi y Guijarro, organizado por el mismo en coordinación con la Comunión Tradicionalista Carlista, una interesante conferencia acerca de la batalla de las Navas de Tolosa, de cuya celebración cumplimos este año ocho siglos, y que los carlistas conmemoraremos a lo largo de todo 2012. para que recordando de donde venimos podamos avanzar sin cometer los mismos errores.

El vocal de comunicación de la junta regional, Luis Amorós, ha presentado al ponente, don Luis Tomás Zapater, jurista, experto en historia militar y amigo del carlismo valenciano, recordando la importancia que para todos los tradicionalistas tiene esta batalla, que plasma de forma fehaciente, varios siglos antes de la unificación monárquica en la persona de los Reyes Católicos, la solidaridad común de todos los reinos hispanos, ya existente de forma previa a la invasión musulmana, y catalizada en la defensa de la fe católica frente al enemigo islámico.

 

 

Tras agradecer la oportunidad que el círculo Aparisi le brindaba, el ponente ha centrado la primera parte de su exposición en recordar la situación de la España de finales del siglo XII y principios del siglo XIII. La expansión del integrismo sunní representado por los almohades marroquíes, dominadores del norte de África y de todos los reinos taifa de Al Andalus, y su amenaza real a la pervivencia de los reinos cristianos de España. Ha repasado todos los antecedentes que precedieron a la gran convocatoria de la guerra santa o jihad por el califa Al Nasir en 1212. Desde la batalla de Alarcos en la que Castilla sufrió una aparatosa derrota, las desavenencias y guerras entre leoneses, portugueses y castellanos, el papel tan importante que tuvieron los monjes guerreros de la orden de Calatrava y sus hermanas de Santiago y Alcántara para sostener, con actos de gran valor, las posiciones fronterizas hasta que el papa convocó la cruzada (que, como todas las cruzadas, a despecho de las mentiras de la historiografía moderna, fueron defensivas frente a previas invasiones ismaelitas) para frenar al innumerable ejército de Al Nasir.

 

 

El ponente ha repasado también, ayudado con una pizarra, la geografía de la reconquista en ese momento histórico, los reinos participantes, las tácticas guerreras de almohades y cristianos, la gran cruzada de franceses, ingleses y alemanes que acudió a la llamada del papa, y que ocasionaron más quebrantos y conflictos que ayuda, desbandándose en vísperas de la batalla decisiva al no tener posibilidades de saqueo. La parte final de la conferencia ha tenido lugar en una sala aneja , en la que sobre una mesa el ponente ha preparado, con réplicas en miniatura, un diorama que reproducía en esquema la disposición y desarrollo de las unidades combatientes. Gracias a la ayuda de un pastor local, que les indicó un paso seguro a través de las montañas, los ejércitos cristianos de Castilla, Aragón y Navarra pudieron presentarse frente a la gran tienda del califa almohade en posición adecuada.

La batalla se libró con grandes cargas de caballería pesada de las órdenes militares, que sostuvieron lo peor del combate con gran valor, apoyadas por la infantería de las milicias concejiles, sobre las haces de infantes y arqueros musulmanes, venidos de África, Asia y las ciudades de Al Andalus. Pese a su valor, las cargas fueron frenadas y la caballería musulmana envolvió al cuerpo principal. Entonces, Alfonso VIII de Castilla lanzó una última carga que logró romper en tres sitios la línea musulmana. El rey Sancho de Navarra, por el ala derecha, fue el afortunado que logró llegar primero a las tienda del emir, rodeada por su célebre guardia negra encadenada, y pese a sus bajas atravesó sus defensas provocando la huida del emir y de inmediato de todo su ejército, desmoralizado.

 

La conferencia ha concluido citando las cifras de combatientes, unos 60.000 por el bando cristiano y entre 120.000 y 180.000 entre los musulmanes, siendo una de las cruzadas más numerosas, y una de las batallas más importantes del medievo europeo, y en opinión del ponente, la más trascendental de la historia de España, pues se pasó de la posibilidad de que los reinos cristianos de la península quedasen anegados y Europa toda expuesta a la invasión islámica, a significar el principio del fin de los árabes en nuestras tierras, pues en el plazo de 40 años perdieron casi todas sus posesiones.

Luis Zapater ha invitado, a modo de epílogo, a reflexionar acerca de la debilidad que la civilización occidental ha adquirido a raíz del abandono de Dios desde la revolución francesa, y de como la decadencia que esa debilidad produce sirve de puerta de entrada para que otras civilizaciones, como la musulmana, puedan ocupar físicamente nuestro lugar. No podemos sino estar de acuerdo en ello. Quiera la misericordia divina que la sociedad española, como sus antepasados frente a Sierra Morena, sepa volver sus ojos a Cristo para recuperar la grandeza que nos haga fuertes y respetados por todos. El carlismo contribuye incansablemente a esa labor desde hace 179 años, con los medios, grandes como en el pasado, o modestos como en la actualidad, de que dispone.

 
Visitantes de Avant!
Tenemos 25 invitados conectado(s)