Get Adobe Flash player
Portal Avant de los carlistas del Reino de Valencia Círculos carlistas Círculo carlista Aparisi y Guijarro Presentación en Valencia del libro "Solución social"

Presentación en Valencia del libro "Solución social"

Círculos - Círculo carlista Aparisi y Guijarro

 

El 9 de junio por la tarde ha tenido lugar en el hotel Excelsior de Valencia la presentación del libro “Solución social”, de Gustave Thibon y Henri de Lovinfosse, un manual de economía social cristiana escrito en 1954 y que ha sido editado, por primera vez en español, por la editorial Tradere.

El círculo cultural Aparisi y Guijarro ha patrocinado esta presentación en nuestro reino; su presidente, José Monzonís, ha ejercido de anfitrión, presentando a los autores de la edición y al director de la misma, y ha recalcado la importancia que tiene, en el contexto de la crisis moral actual, que se ha manifestado más notoriamente como crisis económica, la formación en valores para comprender la realidad, como con esta obra se consigue.

 

El primero en hablar ha sido Evaristo Palomar, profesor de la Universidad Pontificia de Comillas y del ICADE, y director de la editorial Tradere, encargado de exponer las razones que llevaron a crear esta editorial. Como su propio nombre indica, Tradere trata de editar obras nuevas o reeditar otras antiguas, todas ellas fundamentales, a juicio de los editores, para comprender el pensamiento tradicional católico en todas las áreas del saber, desde la historia, la economía, la sociología, la teología o el derecho. La primera fue “la agonía del vascuence”, del carlista Carlos Ibañez, a la que ha seguido varias obras, como “la España en la presente crisis”, la primera reimpresión desde 1842 de la obra política de uno de los primeros y más influyentes pensadores tradicionalistas, Vicente Pou (maestro de Balmes), u otra sobre el apostolado de la oración. Todas ellas aportan su grano de arena, como esta “Solución social”, que pese a sus casi 60 años de vida, podría haber sido escrita este año, dada su actualidad.


 

El siguiente participante ha sido Rubén Manso, economista, inspector del Banco de España en excedencia y fundador de Mansolibar, asesoría de entidades financieras, quién preparó esta edición de “solución social” en español. Manso ha resaltado la afortunada coincidencia en la autoría de este libro de un filósofo realista (Thibon) y un empresario humanista (Lovinfosse), que alumbraron un tratado que sin descuidar los aspectos técnicos, va más allá de recetas mágicas para resolver problemas. Más aún, no ofrece ninguna, sino una comprensión desde las enseñanzas del humanismo cristiano de las afecciones del cuerpo social, del cual la economía forma parte. Sentando un principio básico, que los hombres y la sociedad son el fin, y la producción o el dinero son el medio; y que al final de toda actividad humana terrena debe estar Dios (hoy en día se ha impuesto el principio de la finitud, que lleva a la rapacidad financiera), se puede aplicar el comienzo de los remedios a los males que nos afligen.

 

Ha cerrado el turno de participaciones Bruno Zazo, licenciado en derecho y empresariales y fundador de Fenareta, una fundación de asesores de entidades creadoras de riqueza siguiendo los principios del derecho cristiano, principal impulsora de esta edición de “Solución social”. Zazo, prologuista de la obra, ha explicado las claves que convierten a este libro en una herramienta fundamental para empresarios y economistas cristianos: ante todo, rompe la dinámica de la divergencia o lucha de intereses, que está en la base de la filosofía del capitalismo liberal desde los tiempos de Adam Smith; la “ley de la selva” económica, que lleva a medio plazo a la tiranía del estado, que se arroga el monopolio de la exacción. En su sustitución Thibon impulsa la convergencia de intereses como principio cristiano. La comprensión de empresario y trabajador de que ambos forman partes distintas de un mismo medio de enriquecimiento, no sólo personal, sino también social, permite superar la dialéctica de conflicto y lucha (una clase contra otra, una ideología económica contra otra, un mercado-nación contra otro, una profesión contra otra, etc). La capacidad de ajustar el salario no sólo a la productividad, sino también a las necesidades personales y familiares de cada uno, o la donación de nuestro trabajo y aquella parte de nuestra riqueza que no necesitamos, con objeto social y de forma consciente y voluntaria, hace más fuertes los lazos que nos unen como sociedad. Sobre todo, el concepto de trascendencia, la obediencia a las leyes amorosas de Dios, permiten una economía sostenible y una sociedad que crezca (con sus dificultades y errores) de forma armónica y sostenible.

 

 

Al final de las intervenciones, cerradas con unánimes aplausos, se ha abierto un turno de preguntas y un interesante coloquio. Aquellos que lo han deseado, han podido obtener la firma de sus ejemplares por los editores y acompañarles posteriormente en una animada cena cerca del hotel.

 

 

 
Visitantes de Avant!
Tenemos 11 invitados conectado(s)