Get Adobe Flash player
Portal Avant de los carlistas del Reino de Valencia Círculos carlistas Círculo carlista Aparisi y Guijarro Conferencia: Cristianos perseguidos, el testimonio de los cristianos de Oriente Próximo

Conferencia: Cristianos perseguidos, el testimonio de los cristianos de Oriente Próximo

Círculos - Círculo carlista Aparisi y Guijarro

 

El viernes, 18 de diciembre ha tenido lugar en el Círculo Cultural Aparisi y Guijarro de Valencia la anunciada conferencia de Dominik Kustra.

 

Fue presentado por José Miguel Orts, responsable del área de publicaciones del Círculo. Dominik Kustra (Polonia, 1974). Es teólogo y pedagogo. Durante 5 años profesor de religión en un Instituto Público en Poznan. Desde 1996 a 2001 locutor y subdirector de la Radio Plus Poznan. Comunicador católico y conferenciante. Experto en el tema de la Libertad y Persecución Religiosa. Con sus conferencias y testimonios ha llegado a distintos países, como India, Tanzania, México, Colombia, Argentina, Paraguay y Nicaragua. Autor de numerosas publicaciones y presentador del programa "Gigantes en caridad" en Mediterráneo Televisión. Desde 2003 trabaja en la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada en España y desde hace seis años es responsable de la Fundación en la zona de Levante-Murcia. Ha visitado más de 60 países, de los cuales 20 donde los cristianos sustituyen una minoría religiosa o están perseguidos a causa de su fe. Uno de los últimos viajes que realizó a finales de 2014 fue a Irak, donde conoció la realidad de los cristianos perseguidos en los campos de refugiados.


En su disertación, apoyada en impactantes diapositivas, Dominik Kustra se basó en el Informe sobre libertad religiosa en el mundo, elaborado por Ayuda a la Iglesia Necesitada (http://informe2014.ayudaalaiglesianecesitada.org/). De sus estadísticas se desprende que más de un 40 % de los países del mundo registran violaciones significativas del derecho a la libertad religiosa y, particularmente en África y Asia, en un grado alarmante. Se detuvo en conferenciante examinando la situación de los cristianos en algunos de ellos: Egipto, Irak, Pakistán, Nigeria, Marruecos, Afganistán, Turquía, Arabia Saudí… por exigencias de la limitación geográfica de la conferencia.

 

De los estudios realizados se desprende que el cristianismo es la minoría religiosa más perseguida en países musulmanes y en otros gobernados por regímenes ateos. Hasta tal punto que el Papa Francisco ha reconocido que el nivel de persecución de los cristianos en los últimos tiempos supera las famosas épocas de los primeros tiempos bajo el Imperio Romano.

 

 

A los católicos españoles les cuesta comprender hasta qué punto la vida se hace difícil y hasta imposible a millones de hermanos en la fe.

 

El mundo occidental parece mirar hacia otra parte salvo cuando es golpeado directamente por el terrorismo. Es aparentemente incomprensible, por ejemplo, que Arabia Saudí haya sido elegida presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU. Su potencia económica hace cerrar los ojos a la realidad de la discriminación a quien ose discrepar del modelo cultural dominante.

 

El dinero, único dios actuante de Occidente, le impide considerar las restricciones a las libertades de China y otros países de su área.

 

El flujo migratorio hacia Europa, procedente de Oriente Medio, está creando serios problemas, no sólo en su acogida, sino sobre todo en su integración social. Una Europa sin valores que ofrecer a los jóvenes está inerme frente al atractivo del radicalismo islamista.

 

Hay que extremar las precauciones por la probabilidad de extensión del fenómeno terrorista vinculado al Califato Islámico. Da qué pensar el hecho de que 800 mezquitas francesas, de un conjunto de más de 2000 se negarán a leer en sus cultos el comunicado de los dirigentes musulmanes de Francia condenando los atentados de París. El cardenal Cañizares fue duramente criticado por los medios al hablar de que no todo era trigo limpio entre el caudal de refugiados. Los hechos le han dado la razón.

 

La Iglesia perseguida se depura y sobrevive en condiciones impensables. Un índice expresivo es el incremento de vocaciones religiosas en contextos de opresión.

 

Desde la fe sabemos del inmenso poder de la oración para ayudar a nuestros hermanos perseguidos. En muchos casos la Iglesia es la única instancia efectiva que les ayuda. Una ayuda que hay que priorizar en los lugares de origen. Los campamentos de refugiados se han convertido en ciudades de lona donde la supervivencia es precaria. Allí actúa Ayuda la Iglesia Necesitada preferentemente.

 

La conferencia de Dominik Kustra dejó entre sus oyentes el regusto amargo del sufrimiento del prójimo que no tenemos derecho a ignorar.

 

Un interesante coloquio completó esta tarde prenavideña del Círculo Aparisi y Guijarro.

 

 
Visitantes de Avant!
Tenemos 62 invitados conectado(s)